Historia del Tiempo Presente

Viernes
22.Ene 2021
Tamaño texto
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Capítulos de libros de Antonio Ramírez Navarro
"La difícil transición de los anarquistas. La reorganización de la CNT en Andalucía" PDF Imprimir Email
Capítulos de libros
La difícil transición de los anarquistas. La reorganización de la CNT en Andalucía
Antonio Ramírez Navarro.
 
Para el autor, tras quedar prácticamente desarticulada durante el franquismo, la Confederación Nacional del Trabajo protagonizó movimientos de protesta importantes a comienzos de la Transición, pero su mensaje radical de oposición a las elecciones políticas y sindicales, en un momento en que los trabajadores vivían con esperanza el anhelado cambio de régimen, fue llevando a la central sindical anarquista a la irrelevancia mientras que la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras se consolidaban como sindicatos de clase mayoritarios. Aunque hubo alguna acción conjunta con el sindicato socialista, CNT continuó su estrategia en solitario y vivió numerosas disensiones internas motivadas en parte por las diferencias de criterio entre los viejos militantes libertarios y los jóvenes ácratas que se incorporaban a la vida política y sindical. La pervivencia de una organización en el exilio y otra en el interior del país añadió nuevas complicaciones al ya difícil proceso de adaptación del ideario anarquista a los nuevos tiempos, caracterizados por una clase media y una clase trabajadora que habían conquistado ciertos niveles de bienestar y huían de veleidades revolucionarias. Según expone Ramírez, el nuevo mapa municipal surgido en Andalucía a raíz de las elecciones municipales de 1979, con predominio de los partidos de izquierdas, dejó poco espacio de actuación a las organizaciones libertarias que planteaban la ruptura revolucionaria
 
"Pauline Taurinya, la mujer que abandonó a André Marty" PDF Imprimir Email
Capítulos de libros
Pauline Taurinya, la mujer que abandonó a André Marty
Antonio Ramírez Navarro 

A pesar de haber desempeñado, junto a su marido, importantes funciones al frente de las Brigadas Internacionales (jefa de contraespionaje, inspectora de hospitales, encargada de la pagaduría y  responsable en cuestiones de orden público) la figura de Pauline Marty, ha sido olvidada cuando no ha entrado de lleno en la leyenda negra que pesa sobre André Marty. Pauline Taurinya se casó con Marty en 1924 y durante años, trabajó para él como agente de enlace. Pasó largas temporadas en Moscú y siguió cursos de instrucción militar. Numerosos libros testimoniales cuentan que a comienzos de 1937 Pauline abandonó a Marty por un oficial comunista. Algunos incluso aseguran que se dio a la fuga con el dinero de los hospitales o incluso que murió en un accidente durante la huida. La realidad es que marchó a Valencia siguiendo a Vicente Talens Inglá que, lejos de ser militar, durante años se ganó la vida como modelo de desnudo artístico. Talens formaba parte del comité provincial valenciano y, meses después, sería nombrado gobernador de Almería. Allí tuvieron a su única hija, la hoy escritora francesa Pauline Talens-Péri. Talens fue detenido en el puerto de Alicante y fusilado en Paterna pero Pauline, junto con su hija, consiguió escapar por el puerto de Gandía. Ya en Francia y tras la invasión nazi, fue conducida al campo de concentración de Rieucros. Liberada tras firmar un documento de adhesión al régimen de Vichy, participó en la Resistencia en la zona de Corrèze y, según testimonio de su hija, alcanzó el grado de teniente coronel. Tras la liberación, se retiró de la vida política y cedió el testigo a su hermana Mathilde Taurinyà, viuda del dirigente comunista francés Gabriel Péri, diputada por el PCF y vicepresidenta de la Asamblea Francesa. La expulsión de Marty del PCF en 1952 acabó significando también la de Pauline por desoír las indicaciones de su célula de Perpiñán y visitar a su exmarido. Murió con más de noventa años y sus cenizas, llevadas por su hija, reposan en la villa Santa Isabel de Almería, donde pasó junto a Vicente Talens los meses que este estuvo al frente del Gobierno civil. Esta comunicación es una pequeña biografía de un personaje que vivió en persona la creación de las Brigadas Internacionales, que jugó un papel relevante en ellas y que, quizás por haber abandonado a Marty, fue borrada de la memoria oficial del PCF.

 
"Los comités revolucionarios y la represión en Almería (1936-1937)" PDF Imprimir Email
Capítulos de libros
Los comités revolucionarios y la represión en Almería (1936-1937)
Antonio Ramírez Navarro.

Los comités revolucionarios fueron la respuesta de las organizaciones proletarias al colapso del orden público que siguió a la derrota de los sublevados en julio de 1936. El Estado republicano se quedó sin ejército, sin fuerzas de orden público y sin el monopolio de la violencia legítima, por lo que vio comprometida su propia supervivencia. La toma del poder por parte de los comités no fue el resultado de una revolución triunfante sino la consecuencia de la defección de unas fuerzas armadas que en lugar de defender al Estado frente a la presunta amenaza revolucionaria lo acabaron asaltando. Los comités se convirtieron así en un poder atomizado y caótico ante la inoperancia de las instituciones republicanas pero no pusieron en marcha revolución alguna más allá de extender el terror revolucionario entre los partidarios del golpe militar. El capítulo analiza las complejas relaciones entre los comités y los ayuntamientos almerienses y la represión sobre los derechistas llevada a cabo fundamentalmente por la temible delegación de presos del Comité Central Antifascista.

 
"Las mejores intenciones. Comunicación, organizaciones no gubernamentales y ayuda al desarrollo" PDF Imprimir Email
Capítulos de libros
Las mejores intenciones. Comunicación, organizaciones no gubernamentales y ayuda al desarrollo
Antonio Ramírez Navarro.

La crisis económica ha golpeado con especial dureza a las organizaciones no gubernamentales y ha puesto en cuestión la ayuda al desarrollo. Las ONG, acuciadas por graves problemas económicos, centran su política informativa y de comunicación en la obtención de fondos y postergan la realización de campañas informativas que sirvan para educar a la ciudadanía sobre la importancia de la cooperación internacional. Tampoco las administraciones, olvidado ya por completo el mítico objetivo del 0'7 por ciento, cumplen con su papel de explicar el porqué de la cooperación y destinan cantidades ridículas a la sensibilización de la población. Para completar el desolador cuadro, los medios de comunicación acostumbran a presentar el mundo de la cooperación apelando a lo puramente emocional. Muchos periodistas encuentran una causa cuando se trata de informar sobre cooperación y están dispuestos a edulcorar una realidad siempre compleja con el fin de no desmotivar a los posibles donantes de los proyectos de desarrollo. El capítulo analiza cómo las "mejores intenciones" acaban desvirtuando la información que recibe el público en los países occidentales sobre la cooperación internacional. A veces en los medios aparecen casos de corrupción en las ONG que despiertan la lógica indignación pero es difícil encontrar informaciones sobre casos tan comunes como el fracaso de un proyecto ante las enormes dificultades que ha tenido que afrontar. Mientras proliferan los maratones solidarios y las campañas desesperadas para conseguir ingresos, la falta de una información realista basada en lo racional por encima de los elementos emocionales se acaba convirtiendo en un obstáculo para conseguir una implicación real de la ciudadanía en las políticas de ayuda al desarrollo.

 
"Vicente Talens Inglá, el gobernador modelo" PDF Imprimir Email
Capítulos de libros
Vicente Talens Inglá, el gobernador modelo
Antonio Ramírez Navarro
 
Vicente Talens Inglá es el único gobernador comunista de la Historia de Almería. Nacido en Valencia en 1892, militó en las filas del anarquismo y vivió en Barcelona los años del pistolerismo. Llegó a participar en el falso atentado contra el general Martínez Anido y, sabiéndose buscado por la policía, se exilió en París. Allí ingresó en la masonería y en el Partido Comunista Francés. Talens frecuentó círculos bohemios, fue bailarín profesional seguidor de Isadora Duncan y posó como modelo de desnudo artístico para varios pintores y escultores. Con la proclamación de la República, vuelve a Valencia e ingresa en el PCE. En 1934 pasa a formar parte del comité provincial valenciano. Es elegido secretario general del Radio de Ruzafa y, una vez comenzada la guerra, delegado del partido comunista en la Guardia Popular Antifascista y en el Consejo Provincial de Seguridad. La peripecia vital de Talens no es menos interesante que su trayectoria política. En 1936 acompañó a la Pasionaria en el viaje que la líder comunista realizó a París en busca de ayuda para la República. De vuelta, en Maureillas conoció a la que iba a ser la madre de su única hija, Pauline Taurinya, que estaba casada con el jefe de las Brigadas Internacionales, el histórico dirigente comunista francés André Marty. Juntos inician una nueva vida en Valencia y van a vivir a Almería cuando Talens es nombrado gobernador civil de la provincia. El gobernador obrero -Talens era ebanista de profesión- va a ser el principal responsable político de la construcción de los refugios. Su política conciliadora no evitó fuertes críticas dentro del Frente Popular. Fue acusado de débil y de no perseguir con el suficiente ahínco a los emboscados de la quinta columna. Ya durante su etapa valenciana, Talens había firmado numerosos salvoconductos a personas perseguidas y a lo largo de su mandato en Almería se produjeron numerosas libertades de derechistas. En abril de 1938 fue cesado y volvió a Valencia. Tras el golpe de Casado fue detenido y encarcelado en la prisión de Monteolivete. Liberado a finales de marzo, intentó escapar por el puerto de Alicante. Tras un rosario de prisiones que le llevaron del campo de los Almendros a la Modelo de Valencia, pasando por el campo de Albatera y el Reformatorio de Adultos de Alicante, fue fusilado en Paterna el 28 de junio de 1940.